Aviso de cookies

Estoy de acuerdo Este sitio web guarda pequeños fragmentos de información (cookies) en su dispositivo con la finalidad de ofrecer un mejor contenido y para finalidades estadísticas. Usted puede desactivar el uso de cookies modificando la configuración de su navegador. Navegar por nuestro sitio web sin cambiar la configuración del navegador hace que usted nos esté autorizando a guardar esta información en su dispositivo.

Reflexión sobre la calidad en los cursos.

30 de Mayo de 2015 a las 01:00| opinion

Este artículo no trata de  temas técnicos, no se vera como  configurar o instalar una aplicación, ni de programación o base de datos.

En este artículo se reflexionara sobre diversos aspectos de los cursos de formación  y mi opinión sobre lo que considero que es un buen curso, como conseguirlo y cuales son los fallos que he visto habitualmente.

Existen cursos de diversas temática, me enfocare en los cursos de informática, que son los que mejor conozco y he impartido.

 

OBJETIVO DE UN CURSO

Transmitir una serie de  conocimientos  entre un  formador y un alumno,  utilizando una serie de recursos disponibles. Estos conocimiento están fijados en una serie de objetivos que los alumnos deben cumplir al finalizar el curso.

En los cursos  se definen una serie de objetivos que implican un conocimiento que debe adquirir un alumno. Para ello, el formador utiliza   un temario  que servirá para facilitar el proceso de transmisión de conocimientos del formador hacia los alumnos.

Visto lo anterior podemos definir tres componentes principales que existen en un curso:

  • Formador.
  • Alumnos.
  • Temario.

Éxito en un curso

Primero voy a definir lo que considero el éxito en un  curso, este se produce cuando  los alumnos   han adquirido un conocimiento útil, remarco esa palabra porque es la clave del éxito.

Muchas veces el alumno define el grado de satisfacción del   curso como : " Me ha sido muy útil el curso". Pero como se define ese conocimiento útil, este conocimiento es el que cubre una necesidad por parte del alumno.

En un curso un alumnos puede adquirir una gran cantidad de conocimiento, pero

En ocasiones, los objetivos del curso no pueden cubrir la necesidad del alumno. En este caso, el perfil del alumno no era el idóneo para el curso y este alumno no tenia que haber estado en el curso. Mas adelante se vera la importancia de la selección de los alumnos en un curso.

El éxito de un curso dependerá si el alumno ha adquirido un conocimiento útil y no esta relacionado con los siguientes factores.

  • La cantidad de conocimiento: el éxito de un curso no se puede medir por la cantidad de conceptos que se le transmiten al alumnos. Simplemente se debe transmitir el conocimiento suficiente para que el alumno cumpla los objetivos, todo conocimiento excesivo se puede considerar como información superflua y poco útil.
  • De la duración del curso: un curso de 400 horas no es  mejor que un curso de 40 horas. Todo depende del objetivo que del curso y el conocimiento que se desea transmitir, puede que con el curso de 40 horas sea mas suficiente.
  • La dificultad del curso: un curso de Office no es peor que un curso de Programación en ensamblador, cada curso cubre una serie de necesidades y un perfil de alumnos diferentes. Lo importante es que el alumno adquiera un conocimiento útil sin importar la dificultad..

Existe el mito de que el mejor curso es aquel que es muy largo, con mucho contenido y que explique conceptos difíciles. Pero al final, el que decide si un curso ha sido un éxito o no, es la satisfacción del alumno y si ha adquirido un conocimiento útil, para cumplir eso no es necesario cumplir esas premisas.

Para que un curso sea un éxito y los alumnos estén satisfecho, existen una  serie de puntos que deben cumplirse y  que he aprendido por experiencias en los cursos que he impartido.

  • Un curso debe adaptarse al alumno: para mi esto es muy importante, un formador  imparte un curso para cumplir una serie de objetivos y enseñar una serie de conceptos. Pero en algunas  ocasiones, el perfil y las necesidades de los alumnos no son las mas apropiadas para el curso.  Es mas fácil y eficiente  adaptar un temario a las necesidades de los alumnos, que los alumnos se adapten al temario.
  • Temario flexible: relacionada con la anterior, el formador debe tener un buen temario que sirva de guía,  pero este temario debe tener la posibilidad de realizar cambios sin modificar  su estructura de forma significativa.  También un temario debe ser probado en un curso y necesitara retoques o arreglar errores para mejorar su eficacia.
  • Selección de alumnos: aunque este punto lo desarrollare en un apartado especifico.Un curso se diseña pensando en un perfil de alumno especifico, el cual se considera mas idóneo para adquirir el conocimiento que se desea transmitir en el curso. Una buena selección de los alumnos mejorar el desarrollo del curso y aumentara las posibilidades de éxito en el curso.

 

FORMADOR

El primer componente,  es el formador que es el encargado de impartir el curso, el formador estar presente  de forma presencial ,curso presenciales o semipresenciales, como de una forma virtual, curso online, o de una  forma  indirecta, elaborando temario, como los libros de oposiciones. Pero de una forma u otra siempre existirá un formador que sera el encargado de transmitir  conocimiento.

Un buen formador habitualmente implica un buen curso y debe poseer una serie de cualidades, entre las que tenemos:

  • Buen conocimiento en la materia del curso.
  • Capacidad de adaptación.
  • Habilidad para explicar conceptos.
  •  Paciencia y empatia con los alumnos.
  • Motivador.

La primera cualidad es simple, debe tener el conocimiento suficiente para dar el curso con soltura. Por ejemplo, un formador que de un curso de programación en el lenguaje X debe conocer ese lenguaje de acuerdo al nivel del curso.

La segunda cualidad se refiere a la capacidad del formador de afrontar imprevistos en el desarrollo del curso. Existe un conjunto de imprevistos que un formador puede encontrarse en un curso, como; alumnos con un perfil no idóneo para el curso, temario incompleto, anticuado o mal organizado,falta de tiempo en la organización del curso...etc. La capacidad del formador para afrontar los  imprevistos, aportando alternativas que permiten desarrollar el curso con normalidad.

La tercera cualidad, el principal trabajo de un formador es explicar conceptos a sus alumnos,debe tener esos conceptos muy claros para obtener una buena explicación que facilite su compresión por parte de los alumnos. Ademas debe tener la capacidad para explicar un concepto a diferentes perfiles de alumnos, no es lo mismo explicar un concepto para un alumno con un nivel de conocimiento alto que a otro con un nivel mas bajo.

La cuarta cualidad, hay que tener en cuenta que determinados conceptos que para un formador pueden ser asequibles para el alumno pueden ser muy difíciles, también el proceso de asimilar nuevos  conceptos requiere tiempo.  Por muy buena que sea una explicación, el alumno de forma instantánea  no lo va a entender, unas buenas actividades practica y tiempo, permitirán una buena asimilación por parte del alumno. El formador debe tener paciencia en el proceso de asimilación y ponerse en el papel de los alumnos para comprender el esfuerzo que se requiere.

La última  cualidad, un formador es tener capacidad  motivadora para fomentar la participación en el curso de los alumnos y se involucren en su desarrollo, esto conseguirá que los alumnos estén mas cómodos en el curso y el proceso de asimilación de conceptos sea mas eficiente. El formador no debe permitir que los alumnos solo se dediquen a copiar lo que hace el formador, debe motivar que los alumnos vayan resolviendo por si mismo los problemas que se vayan proponiendo.

Un buen formador debe tener  todas las cualidades expuestas y ese el objetivo a fijarse para elegir el formador de un curso. En ocasiones en el proceso de selección se tiende a fijarse en una solo cualidad y no en su conjunto.

Un error que he visto, es solo tener en cuenta el nivel de conocimiento de la materia del curso en el proceso de selección. Un formador debe tener un conocimiento amplio , pero como se explicado anteriormente, es necesario tener mas cualidades y ese nivel de conocimiento no garantiza un buen formador, ademas puede tener carencias en otras cualidad, como  nula capacidad para explicar conceptos, he visto varios casos de ese tipo.

Yo siempre digo que para un curso se contrata a un formador y no a un programador,administrador o experto en seguridad. El nivel de conocimiento en un formador es importante, pero no es lo único.

Buen formador = Buen curso

Aquí voy a reivindicar el rol  de formador, que habitualmente es minusvalorado por otras cualidades. Cuando una persona va impartir un curso de una determinada materia, su principal función es explicar una serie de conceptos,  transmitir conocimiento, con lo que su principal rol es el de formador, el cual debe tener otras cualidades, como se ha explicado anteriormente

Como ejemplo, un curso de programación en el lenguaje X.  En muchas ocasiones, cuando la empresa realiza el proceso de selección para el formador valora mucho mas su experiencia como programador en el lenguaje X , mas que  la experiencia como formador. 

Para mi esto es un error, un formador  no va a programar en el lenguaje X, sino enseña a programar en el lenguaje X.

Pero ¿Porque un programador puede ser un mal profesor?, principalmente por estos puntos:

  • Un programador explica su forma programar.
  • Un programador en su trabajo no explica conceptos.
  • La zona de confort del programador.

En el primer punto, un programador suele explicar como él programa, explica las herramientas (librerías, framework, editor de código...) y técnicas que él utiliza. El principal problema de esto, es que al final del curso los alumnos se convierten en pequeños programadores clones del formador, debido a que los alumnos solo conocen lo que el formador utiliza. Aunque el formador debe utilizar las herramientas  y técnicas que él conoce, la enseñanza debe ser lo mas genérica posible.

Para evitar que los alumnos se conviertan en programadores clones, los alumnos deberán conocer las diversas herramientas alternativas que existen y en caso de que un alumno desea utilizar algunas de esas herramientas, el formador debe ayudar. Esto supone un esfuerzo para el formador que deberá conocer un gama de herramientas mayor,aunque en profundidad solo conozca un conjunto pequeño de herramientas.

El segundo punto, un programador en su trabajo  se dedica a  programar y no explicar conceptos de programación a sus compañeros o al  jefe, con lo que puede no tener la desarrollada esa habilidad, porque es algo que no utiliza habitualmente, es mas fácil programar algo que explicar como programa y porque.

Por último, cuando una persona adquiere cierto nivel en un lenguaje de programación, entra en una zona de confort, que es un entorno de trabajo donde el programador se siente cómodo. Esta zona de confort esta compuesta por una serie  de herramientas que utiliza el programador como: editores de código, framework, librerías, herramientas de testing, técnicas de programación... El programador se siente muy cómodo con sus herramientas y cualquier cambio drástico provoca cierta incomodidad y "pereza" al cambio, aunque el programador evolucione, siempre será dentro de su zona de confort.

Un formador, no debe tener una zona de confort, porque debe transmitir un conocimiento a sus alumnos y que este sea lo mas genérico posible. Aunque exista un temario que guie al formador sobre el contenido a enseñar, este contenido no debe ser muy especifico para evitar los "programadores clon".

Si el programador es capaz de cambiar al rol de formador, el curso tendrá muchas posibilidades de éxito.

 

ALUMNOS

Otra componente importante de un curso, son los alumnos que asisten y deben cumplir un perfil determinado en función de los objetivos del curso.

Buena selección de alumnos = Buen curso

Algo que he visto muy pocas veces es realizar una buena selección de alumnos, los motivos mas habituales que me he  encontrado.

  • Número insuficiente de alumnos con el perfil.
  • No hay recursos para realizar una buena selección.
  • Falta de tiempo.

El primer punto es el mas habitual, tanto en cursos de pago como gratuitos, no se consigue un número de alumnos suficiente para el curso con el perfil deseado. Como para poder descartar a los alumnos que no cumplan el perfil.

Todo curso necesita un número de alumnos mínimo,  para que sea rentable y sino se consigue ese número se tiende a aceptar a cualquier alumno, perjudicando el desarrollo del curso.

Para conseguir mayor número de alumnos, se pueden realizar diferentes acciones.

  • Cambiar la metodología: si el curso es presencial cambiarlo a un curso semipresencial u online, esto permite facilitar el acceso al curso.
  • Modificar el temario: Es posible que la materia del curso tenga un perfil muy exclusivo para los alumnos, modificando el contenido del temario  puede conseguir que sea atractivo para un mayor rango de personas.
  • Politicas de pago(curso de pago): descuentos, becas o pago a plazos, también en algunos casos el coste de curso es muy alto en función del contenido que se imparte y una bajada en el coste puede alentar la matriculación al curso.
  • Certificación y homologación: en muchos cursos al finalizar se da un certificado de aprovechamiento que no tiene mucha validez. Si el curso dispone de una certificación oficial o esta homologado por algún organismo, este curso sera  mas atractivo.

Si tomando la medidas apropiadas, no se consigue el número de alumnos necesarios con el perfil deseado . Es muy aconsejable  que los alumnos tengan un nivel similar,aunque no sea el nivel deseado para el curso, sera mas fácil para el formador dar un curso para alumnos con un mismo nivel que un curso para alumnos con niveles dispares.

El segundo punto,  es los pocos recurso disponibles, principalmente personal, para la selección. Es muy aconsejable, que en el proceso de selección de alumnos participe el formador, que ayudara a escoger los alumnos con el perfil adecuado. También especificando de forma detallada el perfil requerido, en la documentación del curso, permitirá ver a un alumno si es idóneo para el curso.

El último punto, un buen proceso de selección requiere un determinado tiempo y si es escaso, perjudicara a la selección. Cuando se planifica un curso, debe tenerse la selección de alumnos, asignadole un plazo de tiempo adecuado.

 

Los alumnos son otra parte importante para un buen funcionamiento del curso y se debe prestar mucha atención a la selección que se realiza, el problema es que habitualmente es el punto que menos atención se presta y menos tiempo se dispone.

TEMARIO

El tercer componente que debe tenerse en cuenta en la formación para conseguir un buen curso es tener un buen temario. Todo temario debe estar compuesto por:

  • Parte teórica: compuesta por el contenido del temario donde  explicaran una serie de conceptos.
  • Parte práctica: ejemplos, ejercicios, practicas, proyectos...etc, que servirán para que los alumnos asimilen   los conceptos explicados en la parte teórica de una forma mas fácil.

En la parte teórica se explicaran una serie de conceptos de la forma mas genérica posible y en el parte práctica se aplicaran los conocimientos adquiridos mediante una serie de actividades. Hay que tener en cuenta que es necesaria una cierta independencia entre la teoría y practica para el que alumno adquiera un conocimiento útil.

De esta forma el alumno primero aprenderá un concepto y después como se aplica en un entorno real. En la parte practica, el formador debe utilizar las herramientas que el conozca (lenguajes, software, librerías...etc) para cumplir los objetivos del curso.

Un error habitual, es quitarle importancia a la parte teórica y hacerla depender de la parte práctica. Por ejemplo, curso para aprender a programar en el lenguaje X, el formador decide explicar la teoría enfocándolo al lenguaje X, esto consigue que el alumno solo conozca los conceptos de programación (variables, bucles, objetos,clases, condicionales, estructuras de datos...etc) para ese lenguaje. Lo mas productivo para  el alumno  es aprender esos conceptos en la teoría de forma genérica y en la parte práctica enfocarlo a un lenguaje. 

Parte teórica

Crear un temario no es una tarea fácil y debe tener una serie de características, algunas de ellas se han explicado anteriormente. Entre las características que debe tener un buen temario tenemos:

  • Flexible: Un temario debe servir de guiá, pero también debe   permitir realizar modificaciones sin que afecten a la estructura principal del temario. Esto se consigue dando un carácter lo mas general posible a los contenidos  y  evitar en la medida de lo posible ser muy específicos en los contenidos, herramientas o técnicas.
  • Especifico para un perfil de alumnos: Cuando se desarrolla un temario, lo primero que hay que pensar es el tipo de perfil de alumnos a quien va dirigido y utilizar el lenguaje apropiado para ese perfil. Por ejemplo, no es lo mismo un temario dirigido para alumnos con perfil no técnico que para un perfil técnico, el lenguaje y conceptos  utilizados serán diferentes.
  • Contenido y duración apropiadas: Dependiendo de los objetivos a cumplir en el curso, escoger unos contenidos adecuados donde adquieran el conocimiento adecuado para cumplir los objetivos. Se debe establecer una duración del curso necesaria para que el formador pueda explicar los conceptos necesarios y los alumnos asimilen esos conceptos.

Este último punto,  tanto un exceso como escasez en  la duración, perjudicara al desarrollo del curso, una duración menor implica que faltara tiempo para explicar los conceptos correctamente y una duración mayor puede implica cansancio por parte del alumno.

Otro punto a tener en cuenta, es el tiempo de asimilación, por muy bien que expliques un concepto, el alumno necesite un tiempo para entender el concepto correctamente y el nuevo conocimiento sea asimilado por el alumno. Este tiempo puede reducirse mediante ejemplos y ejercicios, pero no desaparecerá  y el formador deberá tenerlo en cuenta antes de continuar con otros conceptos. El tiempo de asimilación dependerá del concepto, su complejidad, dificultad e importancia en el contenido.

 Parte practica

Esta parte permite a los alumnos, asimilar los conceptos explicados en la parte teórica, permitiendo ver su utilidad en casos prácticos . En la parte practica se utilizan diversas herramientas para practicar con los conceptos,que serán escogidas en función de la temática del curso y las preferencias del formador.

Para asimilar los conceptos vistos en teoría, el formador puede utilizar diversos tipos de actividades prácticas como pueden ser:

  • Ejemplos: Son útiles para explicar un concepto o un grupo reducido de conceptos y suelen  incluirse en la parte teórica del temario, también son utilizados por el formador como ayuda para explicar diversos conceptos. Suelen ser de un tamaño pequeño, por ese motivo son bastante numerosos.
  • Ejercicios: sirven para que el alumno ponga en practica los conceptos explicados, solo incluye el enunciado y el alumno debe encontrar la solución. El  formador debe corregir los ejercicios, de forma individual o en grupo, para confirmar si el alumnos ha entendido los conceptos y corregir los fallos. Pueden ser de distintos tamaños y dificultad, son incluidos en el temario o propuestos por el formador, habitualmente al final de cada tema, son la mejor manera para que el formador conozca la evolución de los alumnos.
  • Prácticas:  son ejercicios de un tamaño grande y  mayor dificultad, sirven para comprobar si el alumno ha entendido un conjunto  de conceptos. Es muy habitual que los alumnos al final de un curso deban realizar  una practica para que el formador pueda comprobar si el alumno ha cumplido con los objetivos del curso.
  • Otros: donde podemos incluir; exámenes, trabajos, dinámicas...etc, todos tienen en el mismo objetivo, comprobar que se ha entendido diversos conceptos.

El formador debe escoger actividades  prácticas de acuerdo con el perfil del alumno, escogiendo una dificultad acorde con el nivel y en función del desarrollo del curso vaya aumentando.

Otro punto a tener en cuenta es la temática de las actividades prácticas, es muy aconsejable que se utilice una temática que incite al alumno a realizar las actividades y que no supongan un esfuerzo mas allá de asimilar el concepto que debe practicar. Por ejemplo, si los alumnos  tienen conocimientos administrativo, escoger actividades practicas donde se utilicen conceptos   de su ámbito de trabajo  (contratos, clientes, proveedores, comerciales,nominas...etc).

De esta forma, cuando un alumno realice un ejercicio y lea el enunciado, le resultara mas fácil entender el ejercicio y resolverlo.

CONCLUSIÓN

Como se ha explicado, existen tres factores principales que deben tenerse en cuenta para el éxito del curso (Formador, Alumnos y Temario), si se cuidan esos de tres factores, el éxito del curso estará garantizado. Evidentemente, hay otros factores que pueden influir, como el tiempo preparación para el curso o las instalaciones, que  pueden perjudicar el cursos, pero los considero algo secundario en comparación con los tres factores.

Generar PDF de Reflexión sobre la calidad en los cursos.